Es un hecho que perder peso es un reto muy diferente entre hombres y mujeres. Sí, también los hombres batallan con su peso e imagen. Ellos también bajan un kilo a la vez. Sin embargo, bajar de peso puede ser mucho más fácil para hombres que para mujeres; por supuesto, en parte es debido a la biología, pero tiene mucho que ver con la sociedad.

Si eres hombre, ser amable contigo mismo te ayudará en tu trayecto de adelgazamiento.
Si eres mujer, es aún más importante.

Total Shares 0

Letrero que reza perdónate a ti mismo

Amabilidad, Socializar, y Perder Peso

Socializar y ser amable influye a la hora bajar de peso de la siguiente manera. Ser capaz de perdonar los errores que cometiste te permite aprender de ellos para poder cambiar tu comportamiento. Esto es absolutamente vital para perder peso exitosamente. Y se debe a que bajar tan solo unos pocos kilos y mantenerse, requiere de cambios de hábitos alimenticios, y (usualmente) de tu relación con ambos, la comida y tu cuerpo.

Esto toma tiempo. Tendrás días en los que comerás realmente bien, comida nutritiva, maravillosa para tu cuerpo, y que te hace sentir fenomenal. Habrán días que nada te dará más satisfacción que comer el almuerzo en tu restaurante favorito de comida rápida. Aunque quizás no te haga sentir tan bien después de todo. ¿Y sabes qué? Es perfectamente aceptable. Porque una comida de restaurante de comida rápida no te perjudicará más de lo que una excelente ensalada puede ayudar.

Aun así, las mujeres enfrentan significativamente más presión para lucir atractivas que los hombres. También, son bombardeadas con cantidades significativamente más grandes de imágenes sustancialmente menos realistas del atractivo femenino, comparado a lo que enfrentan los hombres en relación al atractivo masculino. Es inherentemente cruel para nosotros mismos juzgar nuestros cuerpos contra una norma física que prácticamente ninguno de nosotros puede cumplir.

Venus y Serena Williams son pura gloria femenina en movimiento, y no pueden cumplir con esta norma.

Todos, comparándose a sí mismos con un estándar de belleza literalmente inhumano, logrando que no nos agrademos a nosotros mismos lo suficiente.

Y la dura e irreal autocrítica no nos ayuda a tomar buenas decisiones para nosotros mismos. Incluso sobre perder peso.

Amabilidad y Toma de Decisiones

El ser amable contigo mismo por las decisiones tomadas tiene un profundo efecto sobre la pérdida de peso debido a la fuerza de voluntad, la habilidad de tomar decisiones y ejecutarlas. Es un recurso limitado.

Algunas de las decisiones más significativas que las mujeres toman, impactan directamente la imagen corporal.

Hay muy pocas situaciones sociales en las cuales ser atractivo en una obligación. Sin embargo, tan importante es para los hombres ser físicamente atractivos, pero es aún más importante para las mujeres: por el trabajo, la sociedad, relaciones personales. Sin embargo, el atractivo es un arma de doble filo mucho más aguda para las mujeres que para los hombres. Las mujeres deben ser lo suficientemente atractivas para ser percibidas como competentes, pero no demasiado atractivas para no ser percibidas como incompetentes, o blancos de manipulación. O usar sus atributos físicos para conseguir un trabajo. Las mujeres también son consideradas más competentes si usan más maquillaje que si usan poco o nada.

Cada día, las mujeres se enfrentan a un número significativamente mayor, que los hombres, de decisiones sobre cómo presentarse a sí mismas. Las mujeres enfrentan cuestiones como la vestimenta, maquillaje, estilo de cabello, al igual que su completa presentación; que los hombres simplemente no enfrentan. Y a diferencia de los hombres que suben de peso, las mujeres que ganan peso encuentran su salario y prestigio disminuido.

Esto, aunado a la frecuencia de menores salarios que las mujeres reciben, y que con regularidad cargan con mayor responsabilidad debido al hogar y a la familia, por lo que muchas mujeres tienen que tomar significativamente más decisiones que los hombres.  También muchas experimentan más estrés que los hombres. Este estrés psicológico interminable desencadena la producción de cortisol, que por sí mismo es un conductor de aumento de peso. Altos niveles de cortisol incrementan tus antojos por los dulces y comidas reconfortantes, altas en carbohidratos refinados, los cuales son convertidos rápidamente por tu cuerpo en azúcar.

Aprender formas positivas para aliviar el estrés sin ceder a las comidas reconfortantes, es con frecuencia una parte significativa de la pérdida de peso, especialmente permanente.

Marketing

Los hombres que quieren perder peso obtienen usualmente consejos muy realistas sobre la pérdida de peso. Se les recomienda comer lo suficiente y consumir suficiente proteína y grasas saludables, los cuales, ambos, son extremadamente importantes para una pérdida de peso sustentable. A los hombres tampoco se les dice que se restrinjan. Lo cual es bueno, porque la restricción conduce a los atracones, que por sí solos nos llevan a subir de peso y a la obesidad. A los hombres también se les anima, desde un principio, a practicar uno de los ejercicios más importantes para bajar de peso: levantar pesas para hacer crecer los músculos, lo cual quema calorías.

Las mujeres están socialmente predispuestas a temer que el levantar pesas las convierta en el increíble Hulk. De hecho, la mayoría de los hombres nunca podrían convertirse en Hulk sin importar lo mucho que lo intenten. Puedes ver a muchas mujeres modelos de fitness sosteniendo pequeñas y ligeras pesas… las cuales no utilizaron en absoluto para moldear sus cuerpos. Ellas en realidad usaron unas mucho más pesadas, y aun así lucen bellas y en forma, y para nada musculosas.

Lo peor, las mujeres son casi siempre el blanco exclusivo de dietas engañosas que apenas son mejores que la inanición disfrazada ligeramente. Y nadie le gana al hambre: estas dietas obligan a tu cuerpo quemar musculo, lo cual frena al metabolismo. Luego, cuando empiezas a comer nuevamente, como debes, con regularidad experimentas un rebote significativo de peso. Sin embargo, estas estafas aseguran un vasto grupo de clientes habituales que se culpan a sí mismos por fracasar en su pérdida de peso.

El cuerpo femenino está destinado a ser, quiere ser, y necesita ser, fuerte y bien alimentado. Siendo amable con tu cuerpo, alimentándolo sanamente, con alimentos nutritivos, no demasiado, no muy poco, ejercitándolo de la forma necesaria para fortalecerlo. Estos no son los consejos para perder peso que las mujeres reciben.

Biología

El cuerpo femenino puede fortalecerse y quemar grasa como el cuerpo masculino. El truco es saber que es lo adecuado para ella, y reconocer que no necesariamente es lo adecuado para él, un tropiezo a desventaja es el resultado de muchas más investigaciones sobre la salud conducidas en hombres.

Por ejemplo, el cuerpo de la mujer es generalmente y significativamente más pequeño que el del hombre, por lo que los tamaños de las porciones causan más daño a las mujeres. Démosle un vistazo.

En promedio, una mujer sedentaria de 56 kg (124 lb) necesita aproximadamente 1600 calorías al día para mantener su peso. En cambio, un hombre sedentario de 79 kg (175 lb) necesita aproximadamente 2300 calorías para mantener el suyo.

Pero si vas al Cheesecake Factory y pides una Pasta Bistro con Camarones, que contiene más de 3,100 calorías, lo que el hombre del que hablábamos anteriormente tendría que comer en un día y un tercio… pero casi lo que la mujer tendría que consumir en dos días completos. Y agrégale una entrada, como espinacas con queso (1030 calorías), y un postre como un simple y original cheese cake (710 calorías). Haz las cuentas.

¿Lo peor? Estamos predispuestos a comer lo que vemos: todo lo que vemos. No es un fracaso de tu fuerza de voluntad, en lo absoluto, si te encuentras comiendo una enorme cantidad de comida que tengas enfrente.

No hay duda del porque perder peso puede ser más difícil para mujeres que para los hombres.

Así que, en lugar de culparte a ti mismo, no te pongas en una situación en la cual tú y tu cuerpo saldrían perdiendo. Date un capricho y comprométete a perder peso al mismo tiempo.

Si tienes la posibilidad, frecuenta restaurantes que tengan ofertas más “light”. Estos no son alimentos de dieta, son alimentos normales. Si aun así encuentras que las porciones son incómodamente grandes, pide que la mitad te la den para llevar. Obtendrás así dos o más comidas y reducirás en gran medida la tentación.   .

Una de las claves para bajar de peso, es especialmente aquella que puedes sostener a largo plazo, es simplemente evitar la tentación, lo cual reduce el estrés.

Hormonas—Con o Sin

Finalmente, las mujeres tienen que lidiar con problemas hormonales que los hombres simplemente no enfrentan, o lo hacen en un menor rango, lo que les permite tener más tiempo para compensar.

Síndrome Premenstrual

Para algunas mujeres, los cólicos son una inconveniencia muy pequeña (si acaso), la inflamación quizás provoque aflojar un espacio el cinturón, y sus emociones y apetito son estables. Otras mujeres sufren dolorosos cólicos, retienen demasiado líquido, son extremadamente emocionales, y sufren de antojos, con frecuencia de alimentos dulces y ricos en carbohidratos. (Estos alimentos elevan los niveles de serotonina, un neurotransmisor ampliamente aceptado como estabilizador del estado de ánimo).

Inflamación y Dolor

Existen dos maneras de lidiar con esta situación cuando se trata de la inflamación menstrual. No te subas a la báscula, continua bebiendo agua y evita la sal agregada. Consume más alimentos que pueden ayudarte a eliminar el exceso, incluso aquellos altos en potasio. Esto, en realidad, puede ayudarte a sentirte mejor, física y psicológicamente. De igual manera, continúa ejercitándote, ya que no solo ayuda a reducir la inflamación, sino que también baja los niveles de cortisol, e incrementa tus niveles de serotonina; pero muchos ejercicios también ayudan a reducir el dolor. En otras palabras, mantente enfocado en tus objetivos de adelgazamiento, comiendo correctamente y dándole a tu cuerpo la oportunidad de moverse. No te atormentes por los procesos psicológicos que en realidad no puedes controlar. Es solo otra fuente de estrés, y el estrés no ayuda a nadie a perder peso.

Antojos y Estado de Ánimo

Aquellos antojos relacionados a tu periodo, aliméntalos. Está bien.

Aunque estén llamando tu nombre, evita los carbohidratos refinados y azúcares simples: estos activan la elevación del azúcar en la sangre, y son seguidos por una reacción de insulina que provoca más antojos. Evita las frituras, ya que pueden empeorar los cólicos.

En cambio, es mejor comer carbohidratos complejos, balanceados con proteínas para estabilizar los niveles de serotonina sin elevar los niveles de azúcar, e incluso algo de grasa para un toque extra de saciedad. Una pequeña porción de chocolate oscuro (al menos 70% de cacao) rico en antioxidantes, es otra excelente forma de alimentar tus antojos. El chocolate muy oscuro, intenso, es tan rico que es extremadamente satisfactorio, y contiene un compuesto que las investigaciones sugieren puede estimular tu estado de ánimo.

Come aperitivos dos o tres veces al día, que contengan aproximadamente de 15 g a 30 g de carbohidratos dulces y llenadores, combinados con proteínas, y tranquilizadoras grasas.

Algunos ejemplos de aperitivos serían:

Frutas, como el plátano, debido a que no solo mata los antojos, sino también provee nutrientes claves para tu ciclo.

El yogurt, ya que su aportación de calcio, vitamina B, proteína, y probióticos trabajan juntos para equilibrar tu sistema.

Grasas “buenas”, como las semillas de chía, las cuales envían las señales adecuadas a tu cerebro.

Es casi imposible matar de hambre a los antojos, pero alimentándolos los corta de raíz. Y no solo es mejor para perder peso, es mejor para tu estado de ánimo y cómo te sientes con respecto a ti misma.

Finalmente, si tu ciclo menstrual te atormenta, platica con tu proveedor de salud sobre opciones médicas convencionales o, alternativas. No son iguales. Pequeñas diferencias en métodos y/o dosis pueden hacer una gran diferencia en tu calidad de vida.

Menopausia

Las mujeres, a mediana edad, experimentan la transición a la menopausia. La menopausia se caracteriza por una pronunciada reducción de las hormonas que no sólo apoyan la reproducción, sino que también protegen la salud cardiometabólica. Una de las formas en que lo logran es mediante la composición corporal que favorece al tejido magro sobre el tejido adiposo, y la perdida de este mecanismo protector clave se acompaña por un incremento de factores de riesgo independientes, al igual que ganar grasa corporal, especialmente en la peligrosa área abdominal, lo cual conlleva a su propio grado de riesgo. Añade a esto cualquier conflicto social, económico, y familiar; y bien puede parecer un desafío insuperable.

Irónicamente, puede ser cualquier cosa. Algunas veces dicha tormenta aparentemente perfecta puede ser un llamado de atención para poner a tu salud en orden. Y la sabiduría de la madurez es justo lo que recetó el doctor. Muchos de nosotros que nos confiamos de la juventud como una muleta para desatender nuestra salud, podemos empoderarnos del conocimiento de los años venideros que pulirán la opacidad de los años pasados, y convertirlos en oro puro.

Las intervenciones del estilo de vida, como el ejercicio y la sana nutrición, especialmente aquellas que son respetuosas del género, pueden minimizar y controlar cambios no deseados en la composición corporal y en el metabolismo. ¿Cuál es el mejor camino? Ir con calma, dar pasos a tu propio ritmo, reconociendo que la perfección no es esencial y que los tropiezos son parte de ir hacia delante, y hacer que formen parte de nuestra vida y no al contrario. Ultimadamente, se trata de vida.

La Amabilidad y Perdón son Vitales para Perder Peso Exitosamente

Una actitud amable hacia ti mismo, tu cuerpo, y perder peso, no significa que pretender que lo que le haces a tu cuerpo no tiene consecuencias, de lo cual bajar de peso es solo una parte.

En cambio, es reconocer que tratando a tu cuerpo y a ti mismo con amabilidad, es absolutamente vital para una buena salud, de lo cual, para muchos de nosotros incluye adelgazar.

Esto es debido a que la pérdida de peso no es sobre castigar a tu cuerpo por tus errores pasados. Es sobre liberar a tu cuerpo del exceso de peso que es tan difícil de llevar. Es sobre comer alimentos que tu cuerpo puede utilizar para nutrirte, no alimentos que obligadamente se almacenen como grasa. Porque la comida también es placentera, algunas veces es simplemente sobre comer algo que disfrutas: comer para adelgazar definitivamente NO es todo o nada. De hecho, en muchos aspectos comer para perder peso es acerca de comer por placer: El placer de verdadera, sabrosa, y nutritiva comida. Y sí, algunas veces esto quiere decir un rico postre que atraiga a tus sentidos.

También es sobre reconocer que, al igual que el subir de peso, lo cual raramente sucede de la noche a la mañana, bajarlo no sucederá de un día para otro; y que tomará tiempo establecer sanos patrones de alimentación… y refuerzos positivos, incluso por pequeños logros…en lugar de críticas por lo baches inevitables que hay en la vida.

 

Si quieres aprender más sobre la alimentacion para perder peso permanentemente, con planes alimenticios que se adaptan a tus alimentos favoritos, sin pasar hambre o restricciones, haz clic aquí.

Total Shares 0

Comentarios 2

  1. Profile photo of mcastri1

    Muy cierto este artículo y muy interesante! Se trata de mimar nuestro cuerpo con lo que ingerimos y con sanos gustos y mimarlo también con buenos ejercicios físicos, no de castigarlo por pequeñas tentaciones que no hacen más que darnos felicidad. Es increíble los cambios que he logrado al unirme a este club tanto físicos como mentales y emocionales!

Deja un comentario