Hoy en día escuchamos con frecuencia sobre la enfermedad celiaca o los alimentos sin gluten. De una cosa podemos estar seguros, una de las modas alimenticias es consumir alimentos libres de gluten.

En las grandes cadenas de supermercados podemos encontrar secciones específicas de alimentos libres de gluten.

Total Shares 0

La enfermedad celiaca es un desorden digestivo autoinmune que afecta a 1 de cada 133. También es conocida como Celiaquía o Enteropatía por Sensibilidad

¿Por qué ese repentino interés? Lo más significativo, es que se ha observado un aumento de interés en la dieta libre de gluten después de haberse vuelto una moda, con muchas personas que padecen de sensibilidad al gluten no celíaca (NCGS) alegando gran alivio después de eliminar el gluten de su dieta. Pero conforme esta dieta va cobrando mayor popularidad entre aquellos que sufren de sensibilidad al gluten, y aquellos que simplemente creen que es una buena idea; es importante recordar la causa original de la dieta libre de gluten: la enfermedad celiaca.

La enfermedad celiaca es un desorden digestivo autoinmune que afecta a 1 de cada 133. También es conocida como Celiaquía o Enteropatía por Sensibilidad al Gluten, la enfermedad celiaca ocurre como una reacción negativa al gluten. El gluten, contrario a la idea que circula, no significa trigo. El gluten es una proteína encontrada en centeno, cebada, trigo y cientos de alimentos hechos con estos granos, se encuentra con frecuencia en productos horneados debido a su consistencia viscosa que atrapa los gases en la masa a medida que esta crece o se levanta.

Cuando una persona con este padecimiento consume alimentos que contienen gluten, el Sistema inmunológico de su cuerpo reacciona y ocasiona daños a la mucosa del intestino delgado. Este daño ocasiona que sea difícil para el cuerpo absorber nutrientes como grasa, hierro, calcio, y ácido fólico.

¿Qué Problemas de Salud pueden ser Causados por la enfermedad Celiaca?

La enfermedad celiaca se acompaña por un malestar gastrointestinal severo de corto plazo, se podría pensar que esto es suficiente. Desafortunadamente, la naturaleza de la enfermedad celiaca daña al intestino delgado de tal manera que desafía la capacidad del cuerpo de absorber los tan necesitados nutrientes. Esto significa que cuando no es diagnosticada y no recibe tratamiento, la enfermedad celiaca lentamente inhibirá el crecimiento del cuerpo y su estabilidad, mientras tanto no logra absorber los nutrientes necesarios a partir de los alimentos.

A largo plazo, cualquier trastorno causado por la malnutrición puede derivarse de un problema mayor de la enfermedad celiaca. Algunos problemas causados por la celiaquía son:

• Aborto involuntario
• Infertilidad
• Osteoporosis
• Cáncer de Intestino
• Problemas de crecimiento en niños y adolescentes
• Convulsiones
• Defectos de nacimiento, como defectos del tubo neural.

Aquellos que viven con el padecimiento de celiaquía (una enfermedad autoinmune por sí misma), podrían sufrir otras enfermedades autoinmunes como:

• Diabetes tipo 1
• Lupus
• Enfermedades de la Tiroides (incluyendo la de Hashimoto)
• Artritis Reumatoide
• Síndrome de Sjögren

¿Estoy en Riesgo de Padecer la Enfermedad Celiaca?

Cuando te enfrentes con una larga lista de enfermedades y trastornos serios y de largo plazo, como los mencionados anteriormente, la pregunta es “¿Cómo puedo evitar que esto me suceda?”

A pesar de que existen muchos padecimientos (como la diabetes tipo 2) que pueden ser prevenidos con cambios adecuados en el estilo de vida, desafortunadamente la enfermedad celiaca no es uno de estos. La enfermedad celiaca es hereditaria, y si tienes un pariente de primer grado (padre, hijo, hermano) que padezca esta enfermedad entonces tienes la una probabilidad en 10 de padecerla.

Es una mala noticia. Pero la buena noticia es que la enfermedad celiaca no tiene por qué estar acompañada por esa larga lista de trastornos autoinmunes y enfermedades causadas por la desnutrición. La única forma de tratar esta enfermedad es también la forma más importante y más fácil: llevar una dieta libre de gluten.

El Sistema Inmunológico tiene la tarea de proteger al cuerpo de los invasores, como las enfermedades foráneas o gérmenes nocivos. Pero cuando una persona que sufre de la enfermedad celiaca consume algún alimento que contenga gluten, el Sistema inmunológico tratará al gluten como si fuera uno de estos invasores foráneos. Los anticuerpos atacan al gluten, que a su vez ataca al revestimiento de los intestinos.

Los intestinos contienen pequeñas estructuras llamadas vellosidades, las cuales están diseñadas para absorber los nutrientes de los alimentos. Pero cuando el gluten ataca al revestimiento intestinal, los intestinos se inflaman. Esto ocasiona dolor e incomodidad a corto plazo, lo cual es el menor de los problemas. También daña la vellosidad, por lo que el cuerpo es incapaz de absorber los nutrientes de los alimentos. Si no se controla, una persona con celiaquía que consume productos con gluten sufrirá definitivamente de desnutrición, sin importar que tan nutritivos sean los alimentos.

¿Cómo Puedo Saber si Padezco la Enfermedad Celiaca?

Para poder confirmar que se padece la enfermedad celiaca es necesario realizarse pruebas, pero generalmente no es necesario hacerse dichas pruebas si no sientes que tengas o pudieses tener algún problema. Aunque es cierto que la mayoría de los casos de celiaquía no se diagnostican, también es cierto que hay ciertos síntomas que suelen presentarse, y ciertos rasgos genéticos que pueden predisponer a una persona. Si tú no sufres de alguno de los síntomas, es muy probable que estés bien llevando una dieta que contenga gluten. Si tienes una predisposición genética, quizás quieras evitar el gluten por prevención.

Si tan solo presentas síntomas en algún grado o tienes historial familiar, ve y ¡hazte la prueba! No tienes nada que perder, y un diagnostico o confirmación de susceptibilidad tempranos pueden ser cruciales para tu salud a largo plazo. Un estudio, de 1999, en pacientes con la enfermedad celiaca encontró que mientras más avanzada sea la edad del paciente al realizarse el diagnostico, mayor es la probabilidad de desarrollar trastornos autoinmunes adicionales.

Estos son los síntomas que debemos tener en cuenta, particularmente en infantes y niños:

• Constipación o estreñimiento
• Irritabilidad
• Heces pálidas o grasosas ( por ejemplo: que luzcan grasientas y/o flotan en lugar de hundirse)
• Crecimiento y pubertad retrasados.
• Baja estatura
• Incapacidad para desarrollarse
• Pérdida de peso
• Agotamiento
• Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad. (ADHD)
• Inflamación abdominal y dolor
• Diarrea
• Vómitos
• Defectos en el esmalte de los dientes permanentes

A pesar de que la enfermedad celiaca es más evidente en niños que sufren de síntomas digestivos, los adultos son mucho menos propensos a presentar estos síntomas. En su lugar, los adultos que sufren de la enfermedad celiaca son más propensos a sufrir de:

• Dolor en los huesos
• Osteoporosis
• Dolor en las articulaciones
• Anemia por deficiencia de hierro
• Entumecimiento de manos y pies
• Convulsiones
• Migrañas
• Fatiga
• Artritis
• Períodos menstruales perdidos
• Infertilidad
• Aborto Involuntario
• Depresión
• Ansiedad
• Comezón en la piel (dermatitis herpetiforme)

Padezco la Enfermedad Celiaca. ¿Y Ahora Qué?

Algunas cosas que debes de saber:

1. Actualmente no existe un cura conocida.
2. Apegarse a una dieta libre de gluten puede prevenir todo daño adicional.

Sí, es verdad que no encontrarás una píldora que pueda convencer a tu cuerpo de que acepte al gluten por siempre (o al menos no la encontrarás hoy en día). También es cierto que la única manera de seguir adelante sanamente es tratando a tu enfermedad celiaca como una alergia severa; las personas alérgicas al cacahuate, o maní, tienen que evitar todo contacto con él, similar a lo que necesitarías hacer.

Dicho esto, la utilidad sobre la comparación con las alergias es que la gente que evita los alimentos a la qué es alérgica generalmente se encuentra bien una vez que ha aprendido a evitarlos. Si tu enfermedad celiaca ha quedado sin tratar durante suficiente tiempo para ocasionar un daño significativo (como trastornos autoinmunes adicionales), entonces necesitarás ser atendido por tu médico. Pero en lo concerniente a la raíz del problema, la enfermedad celiaca, lo único que puedes hacer es reflexionar sobre tú relación con la comida.

Por un lado, puede ser un verdadero desafío para las personas celiacas obtener suficientes granos, por lo menos cuando aún se están acostumbrando a sus nuevas restricciones en la dieta. Los granos son una gran fuente de carbohidratos complejos (incluyendo fibra), vitaminas, y minerales. A pesar de que ya no podrás seguir comiendo granos despreocupadamente, vivir con la enfermedad celiaca podría darte la oportunidad de ser más consiente sobre los granos que seleccionas como sustitutos, lo cual puede ser una gran ventaja. Granos enteros libres de gluten, como la quínoa, lino, mijo, sorgo y teff, prevendrán el daño intestinal y proveerán más beneficios nutricionales como la harina refinada (blanca) nunca hizo.

Para empezar, aquí hay algunos ejemplos de productos saludables libres de gluten:

Panes

• Pan (de cualquier tipo) hecho de harina de: papa, judías/frijoles/porotos, soya, arroz, maíz, sorgo, teff, u otros.
• Panqueques, gofres, waffles, crepas, tortitas, y corteza de pizza hechas a partir de harinas libres de gluten.
• Tortillas (mexicanas) de Maíz
• Productos caseros hechos con harinas sin gluten.

Cereales

• Arroz o quínoa inflados.
• Hojuelas de maíz, amaranto, arroz.
• Cereal cocido hecho de maíz (sémola, maíz molido), arroz, amaranto, quínoa, o trigo sarraceno puro.

Aperitivos

• Palomitas de maíz/rositas
• Tortitas/tostadas de arroz inflado
• Chips de patata/papa (papitas) o totopos de maíz

Otros

• Arroz
• Alforfón o trigo sarraceno
• Pasta (hecha de quinoa, maíz, arroz, amaranto, alforfón puro, o legumbres)
• Lino/linaza
• Quinoa
• Maíz
• Mijo

Así como cualquier desorden serio, ser diagnosticado con celiaquía puede ser angustiante. De un momento a otro, tienes que seguir una dieta; no una dieta de moda que puedas romper al ser invitado a un desayuno, sino una dieta para mantenerte con vida.

Pero hay otra forma de verlo. Llevar una dieta libre de gluten, primero que nada, mantendrá tu cuerpo funcionando. Serás capaz de obtener nutrientes que antes jamás pudiste obtener, y no sufrirás de malnutrición. Pero llevar una dieta libre de gluten es también una oportunidad. Esta repentina necesidad de planear y estructurar tus comidas podría ser justo lo que necesitabas para motivarte a ti mismo a hacer las elecciones correctas. No solo serás capaz de absorber dichos nutrientes, sino que poco a poco estarás eligiendo obtener más.

¡5 Alimentos Diseñados para que Subas de Peso!

Fuentes:
What Is Celiac Disease. En: Celiac Disease Foundation. Celiac.org. 30 de Junio, 2015. Obtenido el 26 de Julio, 2015.
Celiac Disease. En: Celiac Disease Health Center. WebMD.com. Obtenido 26 de Julio 2015.
National Foundation for Celiac Awareness. Fast Facts. En: Celiac Disease: Facts and Figures. Celiaccentral.org. Julio 2015. Obtenido 26 de Julio 2015.
Mayo Clinic Staff. Definition. En: Diseases and Conditions: Celiac Disease. Mayoclinic.org. 23 de Mayo 2013. Obtenido 26 de Julio 2015.
NIH: National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. En: US National Library of Medicine: Medline Plus. 13 de Julio, 2015. Obtenido 26 de Julio 2015.
Pomeroy, SR. Non-Celiac Gluten Sensitivity May Not Exist. En: Forbes.com 2015. Mayo 2015. Obtenido 26 de Julio 2015.
What Is Celiac Disease. En: Celiac Support Association. www.csaceliacs.org. 2015. Obtenido 26 de Julio 2015.
Picco, MF. Expert Answers. En: Diseases and Conditions: Celiac Disease. Mayoclinic.org. 9 de Agosto 2012. Obtenido 26 de Julio 2015.

Total Shares 0

Deja un comentario