Un estudio estadounidense dio a conocer que las bebidas energéticas son altamente ácidas y provocan que el esmalte que protege tus dientes se deteriore en un plazo de unos días. “Los adolescentes piensan que son más saludables que otros refrescos, y están sorprendidos al descubrir que en realidad son un baño de ácido”, de acuerdo a los investigadores.

Total Shares 0

Warning: Energy Drinks might Rot Your Teeth within 5 Days

Antes de que tomes un sorbo de una bebida energética, quizás quieras tener cautela: los dentistas advierten que las bebidas energéticas son extremadamente ácidas y pueden ocasionar daño irreversible a la capa exterior del esmalte en el diente. Esta advertencia se realizó de acuerdo a un nuevo estudio estadounidense que exhibió que los adolescentes que consumen ese tipo de bebidas energéticas tenían daños severos en su dentadura.

El efecto de los refrescos sobre los dientes se ha observado en muchas investigaciones en el pasado. Uno de los experimentos clásicos que demuestran los efectos catastróficos es colocar un diente en un vaso lleno de Cola y cuando se extrae, se encuentra decaído debido a la acidez del refresco.

Otros investigadores mostraron un nivel más alto de caries y cavidades entre niños que consumen frecuentemente refrescos, a comparación con los niños que consumen agua frecuentemente.

En esta ocasión investigadores de la Universidad del Sur de Illinois de Estados Unidos(South Illinois University, USA), analizaron el nivel de acidez de 13 bebidas deportivas y 9 bebidas energéticas, y encontraron que el nivel ácido cambia considerablemente entre los diferentes tipos y sabores.

En una investigación publicada recientemente en la Revista profesional de odontología general de los Estados Unidos (US Journa of General Dentistry), los investigadores examinaron los efectos de la acidez sobre los dientes: ellos tomaron esmalte de dientes humanos y los sumergieron en bebidas energéticas por 14 minutos. Después de eso, sumergieron las muestras de esmalte en saliva sintética por 2 horas. Los investigadores repitieron este proceso 4 veces al día por cinco días.

Los investigadores hallaron que el daño del esmalte fue evidente tan solo 5 días después de haber sido expuestos a las bebidas deportivas y energéticas. Las bebidas energéticas ocasionaron doble daño a los dientes en comparación con las bebidas deportivas. Es importante decir que el daño ocasionado al esmalte es permanente, y sin su protección, los dientes se vuelven sensibles y se exponen a la decadencia y a las cavidades.

“Las personas jóvenes consumen bebidas energéticas pensando que es la forma de mejorar su rendimiento en los deportes, y que son más saludables que cualquier refresco”, dice el investigador principal, el Dr. Punam Jean de la Universidad del Sur de Illinois (South Illinois University). “La mayor parte de ellos están asombrados al enterarse que las bebidas energéticas son un baño de ácido para los dientes”.

Las bebidas energéticas contienen grandes cantidades de cafeína y taurina ácida – ambos mejoran el nivel de percatación – y en ocasiones hasta alcohol. El alcohol produce un aumento en la presión arterial y en el pulso, y en ocasiones arritmias, trastornos respiratorios, agravación, convulsiones y en ocasiones inusuales ataques psicóticos.

Conoce más sobre del Club Adelgaza Bien haciendo clic aquí.

Total Shares 0

Deja un comentario