Tu cocina está llena de ingredientes que no son únicamente buenos para tu salud, sino también son buenos para tu piel.

Total Shares 0


Aquí encontraras 7 ingredientes comunes, y algunas ideas para utilizarlos.

Apple Cider Vinegar

1. Vinagre de Manzana

Tu piel y cabello son naturalmente, ligeramente ácidos; pero la mayoría de los jabones, champús y acondicionadores son ligeramente alcalinos, y dejan residuos en tu cabello. Si vives en un área de agua dura y no utilizas un sistema de descalcificación de agua, entonces el agua también depositara una fina capa de minerales en tu piel y cabello, opacándolos.

¡Vinagre de manzana al rescate!

Lo que necesitas:

  • Vinagre de manzana, de preferencia orgánico
  • Agua destilada
  • 2 envases con rociador/atomizador, uno grande, uno pequeño

Instrucciones:

Para tu cabello, combina una parte de vinagre de manzana y una parte de agua destilada en un envase con atomizador. Después de lavarte el cabello con champú, rocía tu cabello con la mezcla y masajea el cuero cabelludo. No es necesario enjuagar o acondicionar. El vinagre disolverá cualquier capa mineral o residuo de tu cabello, dejándolo suave, flexible, y brilloso.

Para tu piel, combina una parte de vinagre con dos partes de agua. Después de la limpieza, rocíalo en tu cara (¡cierra los ojos!). Esto volverá a equilibrar tu piel y conservará la humedad. No es necesario almacenarlo en el refrigerador, pero hacerlo puede ser muy refrescante en climas cálidos.

Si eres sensible a los ácidos, querrás probar la mezcla en una pequeña parte de piel (libre de heridas abiertas, cortes, o rasguños) antes de rociarlo en tu cara, o dilúyelo un poco más. El olor se desvanece después de unos cuantos minutos.

Recuerda: Es vinagre, así que ¡no dejes que entre a los ojos!

 

2. Aguacate/Palta

Los aguacates están repletos de vitaminas y minerales, maravillosas grasas y proteínas. Si tienes la piel seca, estresada, o “envejecida”, prueba esta grandiosa mascarilla para humectar y estimular la producción de colágeno.

Lo que necesitas:

  • Medio aguacate/palta maduro, sin cascara y sin semilla.
  • ¼ taza de miel de maple real, o miel de abeja, tibia.

Mezcla hasta obtener una consistencia suave. Aplica en tu cara y cuello y deja secar por 20-30 minutos. Enjuaga con agua tibia. Tu piel absorberá todos esos buenos nutrientes.

Si tienes una piel grasosa, prueba esta mascarilla:

Instrucciones

  • Medio aguacate/palta maduro, sin cascara y sin semilla
  • 2 cdas/ 28 ml de miel de abeja o de miel de maple original, tibia
  • 2 cdas./ 28 ml de jugo de lima o limón
  • ¼ taza / 60 ml de aceite de oliva extra virgen
  • 2 o 4 cdas / 30 o 60 g de azúcar cruda/integral (raw sugar)
  • 2 cdas. / 36 g de sal mineral,Azteca, Celta, o del Mar Muerto (opcional)
  • 2 bolsitas de té verde, ligeramente enjuagadas o rodajas de pepino.

En una licuadora o con una licuadora de mano, muele el aguacate, la miel, y el jugo. Luego, agrega lentamente el aceite hasta conseguir una crema espesa, e incorpora el azúcar y la sal. Si prefieres no añadir sal, entonces utiliza 4, en lugar de 2, cucharadas soperas de azúcar, revuelve con un cucharon de madera.

Lava muy bien tu cara, luego masajea con una generosa cantidad de esta mascarilla, exfoliando la piel con movimientos circulares durante varios minutos. Por último, aplica en cara lo sobrante de la mascarilla, cubre tus ojos con las bolsas de té o rodajas de pepino, y recuéstate y relájate durante, al menos, 15 minutos.

Al igual que todas las mascarillas, remueve con agua tibia/caliente, y seca tu piel con ligeras palmaditas. Realiza una o dos veces a la semana para mejores resultados.

Recuerda que el aguacate/palta se oxida rápidamente, así que cualquier cantidad de mascarilla que no sea utilizada inmediatamente deberá ser refrigerada en un contenedor que selle completamente (el aire causa la oxidación), y deséchala después de 5 días.

 

3. Aceite de Coco

El aceite de coco es un ingrediente increíblemente versátil para la belleza.

  • Frota en las cutículas de tus dedos para estimular un crecimiento saludable de uñas.
  • Utilízala como removedor de maquillaje (logrará limpiar hasta la máscara resistente al agua más difícil).
  • Lleva contigo un poco de esta “mantequilla” semi sólida, en un contenedor con tapa pequeño, y utilízalo como un bálsamo labial.
  • Úsalo como humectante en el área de las ojeras (¡es lo suficientemente ligero!) o como una maravillosa crema nocturna antioxidante.
  • Es una increíble crema o loción corporal por sí mismo, o como base para una loción perfumada casera.
  • Para un magnifico exfoliante corporal, mezcla 1 parte de aceite en 2 partes de sal mineral o azúcar cruda.
  • Para un acondicionamiento profundo, calienta un poco de aceite, aplica y masajea tu cabello. Déjalo reposar por una hora, y después lava.

Solo recuerda que al ser un aceite, no es muy compatible con las telas, especialmente la seda, así que asegúrate que tu piel lo absorba antes de vestirte. Si lo usaste en el baño, limpia bien la tina para evitar que alguien sufra algún accidente.

 

4. Té verde

El té verde es extremadamente rico en antioxidantes, incluyendo catequinas y otros flavonoides, así como polifenoles. También contiene cafeína y vitamina K2, considerados ambos como excelente remedio para las ojeras y ojos hinchados.

Prepara una fuerte taza de té verde usando 2 cucharadas / 6 gramos de hojas o 2 bolsas de té de alta calidad. Después de la maceración, coloca las bolsas de té verde en el congelador. Cuando se hayan enfriado completamente, sácalas del congelador y colócalas sobre tus parpados. Relájate durante 10 -15 minutos.

El té verde también posee una deliciosa, y relajante esencia, así que puedes preparar una olla con la infusión y usarla en tu baño para un ritual relajante nocturno.

 

5. Miel de Abeja o Miel de Maple

Se han conocido las propiedades médicas de la Miel , literalmente, por miles de años. La miel de Manuka de Nueva Zelanda es particularmente aclamada por sus propiedades curativas.

En investigaciones científicas se ha encontrado que la miel de maple ayuda a la salud metabólica, a pesar de su contenido de azúcar. Ha sido utilizada ampliamente como un natural ingrediente vegano en formulas naturales de belleza para restaurar la suavidad y flexibilidad de la piel y el cabello.

  • Utiliza miel sobre cicatrices, viejas o nuevas, para aclararlas.
  •  La miel tiene un efecto blanqueador natural, el cual puede ser aprovechado para aclarar el cabello. Añade una parte de miel cruda a 6 partes de agua destilada (y un tercio de una parte de canela para un efecto realmente dramático). Aplica sobre el cabello y déjalo reposar por una hora antes de enjuagar Haz una prueba en una pequeña y discreta parte de tu cabello para asegurarte de que te gustan los resultados.
  • Combina 1 parte de miel y 1 parte de aceite de almendras dulces y aplica sobre la piel debajo de los ojos con ligeras palmaditas, varias veces a la semana. Deja actuar durante 10-15 minutos antes de remover. Esto humectará la piel e iluminará tus ojeras.
  • La miel de maple se recomienda como remedio natural para el cabello seco o muy deshidratado. Combina con una grasa mantequillosa de alta calidad (como aceite de coco o aguacate batido), calienta hasta obtener una consistencia cremosa, y con el peine aplica en el cabello; deja actuar por 20 minutos, después lava con champú.
  • La miel de maple puede ser una mascarilla ¡maravillosa! Mezcla 2 cucharadas con una suspensión gelatinosa hecha de 1 cucharada de semillas de lino/linaza molidas + ¼ de taza de agua caliente, y aplica generosamente en tu cara y cuello, frotando suavemente para conseguir un poco de acción exfoliante; espera 20 minutos y después enjuaga bien. .

 

6. Jugo de Limón

El jugo de limón es rico en vitamina C, un poderoso pero frágil antioxidante. Para aquellos de nosotros que sufrimos de piel grasa, el jugo de limón – con un poco de ayuda de sauce/mimbre (ácido salicílico, el ingrediente activo de la aspirina, derivado de la corteza del sauce blanco) —es una bendición.

 

 

Lo que necesitas:

  • 1 limón
  • Exprimidor de limón tradicional
  • Bicarbonato de Sodio
  • 3-6 aspirinas
  • Miel o maple tibia (opcional)
  • Mortero y mano de mortero, o algo que se puede utilizar como tal
  • Cuchara sopera
  • Plato pequeño

Exprime el limón y coloca el jugo en el plato, una cucharada a la vez. Por cada cucharada, moleras 3 aspirinas hasta hacerlas polvo. Disuelve el polvo en el jugo de limón. Si tienes la piel seca o mixta, añade una cucharada de miel de abeja o miel de maple tibia. Úsalo como una mascarilla para toda la cara o para el tratamiento localizado de granos o espinillas. Deja secar, y después remueve con una toalla húmeda, y tibia, neutralizando con un poco de bicarbonato.

De igual manera puedes hacer una pasta con el jugo de limón y el bicarbonato de sodio, y cepillarte los dietes con esta pasta para blanquearlos.

 

7. Leche Cultivada

El suero de leche (leche cortada), el yogurt, y la crema agria— láctea cultivada o vegana — son excelentes fuentes de ácido láctico, el cual es un gentil exfoliante para la piel seca.

Para preparar una mascarilla de yogurt o crema agria, utiliza un producto espeso con cultivos activos, como el yogurt griego. Si gotea, déjalo reposar, y elimina el exceso de líquido. Lava tu cara y cuello con un limpiador suave, luego aplica una capa gruesa de yogurt o crema sobre tu piel. Deja secar y actuar sobre tu piel durante 10 minutos, por último enjuaga.

¡Pero eso no es todo!

Sería un descuido grave si no mencionamos el famoso baño de leche de Cleopatra

Lo que necesitas:

  • 2 tazas / 260 g leche entera en polvo (de vaca o de cabra), suero de leche, leche de soya fermentada, o yogurt cultivado.
  • 1 taza / 280 g de sales minerales, como la Azteca, Celta, o del Mar Muerto
  • 1 taza / 100 g de harina de avena, la cual es inodora e incolora.
  • ½ taza / 130 g de fécula de maíz, para espesar el agua y hacerla más lechosa.
  • ¼ taza / 60 g de bicarbonato de sodio.
  • No más de 2 cucharadas / 10 ml de un aceite aromático que a ti te guste. Si estas utilizando leche de cabra o leche de soya fermentada, escoge un aroma fuerte, como la lavanda.

Mezcla el aceite aromático con el bicarbonato de sodio para dispersarlo.* Luego, mezcla todos los otros ingredientes y almacena en un contenedor seco y limpio. Para usar, prepara la tina con agua muy caliente y vierte un ¼ – ½ taza de la mezcla y permite que se disuelva y que el vapor aromatice el baño. Cuando el agua se encuentre a la temperatura que deseas, sumérgete y deja sentir la decadencia.

* Nota sobre los aceites aromáticos. Estos se encuentran muy concentrados, así que nunca los apliques directamente sobre tu piel. Para probar tu sensibilidad hacia el aceite de tu elección, combina una gota con ½ cucharada / 3 ml de algún aceite portador, como el aceite de oliva, luego frota la mezcla en la piel interna del ante brazo. Si después de varias horas no desarrollaste enrojecimiento o picor, entonces probablemente no eres sensible a dicho aceite aromático. Los aceites aromáticos son seguros para la piel en el baño de leche concentrada, especialmente si tienes alguna reacción en la prueba cutánea de piel superior.

Aviso sobre las claras de huevo. . .

Queríamos abordar este asunto porque las mascarillas de clara de huevo son un clásico. Sin embargo, a excepción de los aceites aromáticos, todos los ingredientes que hemos utilizado aquí portan un bajo riesgo de problemas de inocuidad alimentaria.

Las claras de huevo crudas no son consideradas seguras para consumir, especialmente si padeces disfunción inmunológica. Además de la neutralización de una importante vitamina B del cuerpo, los huevos crudos pueden contener bacterias, incluyendo E. coli y Salmonella. Y si tú eres un usuario de cosméticos, sabrás evitar cualquier contaminación bacterial en tu maquillaje. Mientras tanto, todos nosotros portamos bacterias en nuestra piel (algunas muy beneficiosas), aquellos de nosotros que padecemos de acné tenemos muchas bacterias que no son beneficiosas. Tan solo toma frotar la clara de un huevo infectado en tus poros para desarrollar una severa, y generalizada infección cutánea. No te arriesgues

Ahora que sabes qué alimentos de tu cocina son grandiosos para tu piel y cabello…

Aprende sobre los alimentos en tu cocina que ¡NUNCA deberías comer!

Total Shares 0

Comentarios 2

Deja un comentario